Una «romería» de Otoño en el 50 aniversario como Patrón de Europa


Los devotos de San Benito Abad celebran los 50 años de la proclamación del Santo como Patrón de Europa con una peregrinación conjunta el próximo fin de semana hasta su ermita en Castilblanco de los Arroyos. El broche de oro lo pondrá la procesión de la imagen de San Benito el domingo por la mañana, durante el rezo del Rosario.








Fue un 24 de octubre cuando el Papa Pablo VI proclamaba al Patriarca de Occidente como Patrón de Europa en 1964. De esta proclamación de la Iglesia Católica oficializada en Vaticano han pasado 50 años y en las primeras estribaciones de la Sierra Morena de Sevilla la ermita que desde hace siglos atesora la devoción al Padre de los monjes benedictinos, al costado del valle del Río Viar, se prepara para acoger este fin de semana del 25 al 26 de octubre una serie de actos para celebrar esta efeméride.


La Hermandad Matriz de San Benito de Castilblanco de los Arroyos, junto a todas las hermandades filiales (Cantillana, Brenes, Tocina-Los Rosales), y el conjunto de los sambeniteros volverán lejos de las calores a esos caminos que bullen de oraciones y peregrinos cada último fin de semana de agosto -cuando se celebra la romería en honor a San Benito- para rendir, de nuevo, honores al Santo patrón de Europa y de Castilblanco.


Los devotos a San Benito se congregarán para avanzar paso a paso en la primera peregrinación conjunta, una inédita 'romería' de Otoño, que partirá el sábado 25 de octubre desde la Parroquia del Divino Salvador de Castilblanco de los Arroyos a las cuatro de la tarde hacia el camino que lleva a los pies del Santo en su ermita serrana. La cita quedará grabada para los sambeniteros, que son muchos y de diversas comarcas en la provincia de Sevilla, que realizarán tres paradas durante el camino de 12 kilómetros para reflexionar sobre diversos pasajes de la vida de San Benito, con la ayuda del párroco de Castilblanco, Pablo Colón. A la llegada a la ermita, las hermandades se turnarán para velar al Santísimo, antes de compartir una cena de confraternidad junto al santuario.



Medalla de Oro a la Hermandad en Cantillana


Para algunas hermandades, esta cita se reviste de un carácter aún más festivo. Es el caso de la Hermandad de San Benito de Cantillana, que en 2014 recibió la medalla de oro de su pueblo, con la que el Ayuntamiento gobernado por Angelines García Macías (PSOE) y todos los concejales de la Corporación Municipal en Pleno, reconocían cinco siglos de devoción de los cantillaneros a San Benito Abad.


La concesión de la medalla de oro, que el Estandarte de esta filial lució por primera vez en la romería de 2014, surgió a instancias de la propia hermandad, con la adhesión de otras hermandades cantillaneras y colectivos locales, estuvo avalada por un informe que se elevó al Pleno de la Corporación Municipal, en el que se constata la histórica vinculación del pueblo de Cantillana con San Benito Abad. Una vinculación centenaria documentada desde el siglo XIII, cuando se citan unas coplillas que la feligresía entonaba en honor al santo, dejando ya a entrever del arraigo de esta devoción en la zona de la Vega del Guadalquivir, el Corredor de la Plata y la Sierra Norte de la provincia de Sevilla.



San Benito procesiona el domingo por la mañana


El broche de oro al 50 aniversario del patronazgo de San Benito en Europa lo pondrá una solemne procesión de la venerada imagen del Santo por el real de su ermita castilblanqueña en la mañana del domingo 26 de octubre, durante la cual tendrá lugar el rezo del Santo Rosario, cantado por los coros de la Hermandad de San Benito de Cantillana, de la Virgen del Rosario de Brenes, de la Virgen del Rosario Coronada de Burguillos y de la Virgen de Escardiel de Castilblanco.


La salida San Benito Abad en su paso, que luce restaurado este año de manos del escultor Jesús M. Romero, tendrá lugar al término de la misa temprana que arrancará a las nueve de la mañana en el interior del santuario, con el acompañamiento del coro de la Hermandad de Escardiel. El olor a nardos, las plegarias, el cante de los coros y la voz rota en los "vivas" de sus devotos acompañarán el discurrir hasta la Cruz de la ermita, y llenarán el aire de este recinto de la Sierra Morena que da fe desde hace siglos de la que es una de las devociones más arraigadas en la provincia de Sevilla, manteniendo la devoción de generación en generación.


Hasta las seis de la tarde los sambeniteros podrán besar la imagen del Santo, que permanecerá expuesto en devoto besamanos antes de ocupar de nuevo el altar de su ermita hasta la celebración de los próximos cultos en 2015.



www.SevillaActualidad.com

Comentarios