Dos muertos y un herido en un accidente en Barranco Hondo

[caption id="" align="alignnone" width="644"] Accidente en Castilblanco de los Arroyos, a la altura de Barranco Hondo / Juan Carlos Romero[/caption]
Dos personas han fallecido en un accidente en la carretera A-8002 de Sevilla a Castilblanco de los Arroyos a la altura de Barranco Hondo. En el siniestro ha resultado también herido un menor de tres años.


En el siniestro se han visto implicados dos vehículos, minutos después de las nueve de la mañana, que circulaban en sentido opuesto . Los conductores de ambos turismos, vecinos de Burguillos y de Castilblanco de los Arroyos respectivamente, han perdido la vida, según han certificado las unidades del servicio sanitario.


El choque se ha saldado también con un herido, de tres años, que ha recibido asistencia sanitaria en el lugar del suceso. El menor ha sido trasladado con pronóstico reservado en helicóptero hasta el área hospitalaria Virgen Macarena donde permanece hospitalizado.
Agentes de la Policía Local de Burguillos y Castilblanco de los Arroyos, de la Guardia Civil y personal del servicio de urgencias se han trasladado a este punto de la carretera que une Sevilla con Castilblanco, conocido como Barranco Hondo.


Dos dotaciones del cuerpo de Bomberos de la Diputación de Sevilla trabajan para rescatar los cuerpos de los conductores, atrapados entre los amasijos de los vehículos siniestrados.


Barranco Hondo es uno de los puntos negros para el tráfico en las carreteras de la provincia de Sevilla. La Junta de Andalucía anunció en diciembre de 2009 la inversión de 775.253 euros para llevar a cabo un carril de vehículos lentos en este punto de la carretera que transitan diariamente más de 4.000 vehículos donde coincide una gran pendiente con un tramo de curvas que dificulta las maniobras de adelantamiento.


Las obras refuerzo y ampliación de la calzada junto a la creación del carril de vehículos lentos en este punto de la A-8002, una vía principal para la zona occidental de la Sierra Norte, están pendientes de ejecución seis años después.


Lea este artículo en 



ABC de Sevilla

Comentarios