La policía se manifiesta en Brenes por el repunte de la delincuencia

[caption id="attachment_3590" align="alignnone" width="584"]Los agentes contaron con la adhesión de otros policías de la provincia y de familias breneras que han sufrido robos en los últimos meses / Sevilla Actualidad Los agentes contaron con la adhesión de otros policías de la provincia y de familias breneras que han sufrido robos en los últimos meses / Sevilla Actualidad[/caption]
La manifestación discurrió este lunes sin incidentes en Brenes donde la plantilla de la Policía Local mantiene un conflicto con el alcalde, Manuel Moreno, por el cobro de una deuda pendiente y la normalización de los servicios.





Cerca de 500 personas salieron ayer a las calles de Brenes para apoyar a la Policía Local en una manifestación convocada por el Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (Sipan) en la que demandan el fin de los recortes en seguridad y una solución al conflicto laboral que mantienen los municipales con su Ayuntamiento, gobernado por el socialista Manuel Moreno Noa.


Las demandas de los breneros trascienden al conflicto laboral entre los policías y el Ayuntamiento, lo que motivó según los convocantes que la manifestación ayer se desbordase. “Denunciamos la inseguridad que hay en el término municipal porque hay horas en las que nos quedamos sin agentes y esto ha provocado un repunte de los robos alarmante en los últimos meses”, explican desde el sindicato.


La movilización contó con la adhesión de las plantillas de otros municipios de la provincia y con numerosas familias que en los últimos meses han sufrido robos en sus hogares, negocios o vehículos. La marcha discurrió a lo largo de dos horas con principio y fin en las puertas del Ayuntamiento, donde leyeron un manifiesto con las demandas que les han obligado, una vez más, a salir a las calles.


Un muñeco guió la protesta ataviado con el uniforme de la Policía Local a lomos de un burro, en señal de la precariedad con la que, desde el sindicato advierten que 10 agentes prestan el servicio que corresponde según la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento a una plantilla de 18 policías.


El alcalde anunció a los agentes en un encuentro que mantuvieron hace dos semanas la incorporación de cuatro nuevos policías para prestar servicio a lo largo del mes de febrero, algo que no ha logrado frenar la protesta. El consistorio adeuda a sus policías una cantidad cercana a los 300.000 euros, que contó con un plan de pago acordado entre ambas partes y recogido en una resolución de Alcaldía. Sin embargo, este acuerdo para el abono de la deuda con los agentes quedó en suspenso en los primeros meses del año pasado, sin que se hayan retomado los pagos desde entonces.



Ruptura de acuerdos y petición de dimisiones


Las relaciones con el consistorio se han enfriado, y el alcalde rompió, según el sindicato, los cuadrantes que tenían vigencia de cuatro años, que los agentes pretenden recuperar. “El alcalde se ha propuesto también recortar nuestros derechos laborales” explica el portavoz, lo que está generando situaciones conflictivas en el municipio. “Estamos siendo sometidos por parte del equipo de Gobierno, que nos obliga a hacer servicios unipersonales”, dicen, y a esto se suma “la discriminación con respecto a otros trabajadores del Ayuntamiento, al hacernos trabajar en días festivos sin que se abonen como horas extraordinarias”.


Por último, durante la manifestación pidieron la dimisión del concejal socialista Manuel Navarro, al que acusan de “faltar el respeto y desacreditar a los agentes, contribuyendo en el desprestigio de la Policía Local en Brenes”.


La protesta concluyó con una llamada a la negociación para “pasar página” y “poner soluciones” al que, aseguran, es un problema de seguridad de primer nivel en estos momentos en Brenes, “con robos de vehículos y en el interior de las viviendas, lo que mantiene a la ciudadanía en alerta, exigiendo también una solución definitiva a esta situación”.



www.SevillaActualidad.com

Comentarios