Denuncian vertidos del Ayuntamiento de Gerena sobre una laguna con especies protegidas

[caption id="" align="alignnone" width="644"] El colectivo Gerena Verde ha denunciado supuestos vertidos ilegales del Ayuntamiento de Gerena sobre la laguna de La Fontanilla[/caption]

El consistorio niega el vertido y asegura que en el paraje de La Fontanilla no hay especies en peligro de extinción



Diversos colectivos de ecologistas han denunciado al Ayuntamiento de Gerena ante la Unidad de Delitos Urbanísticos y Medioambientales de la Guardía Civil y la delegación territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y Servicios de Protección Ambiental por «verter escombros ilegalmente» sobre una laguna natural donde habitan especies protegidas.


Desde Ecologistas en Acción aseguran que el consistorio estaría usando una parcela de suelo público no urbanizable para retirar de manera ilegal los escombros de diversas obras. El colectivo Gerena Verde califica de «tropelía» esta actuación del área de Medio Ambiente sobre la laguna de La Fontanilla por las consecuencias que entraña para un ecosistema donde fueron identifcadas 11 especies de anfibios y reptiles por el programa SARE (Seguimiento de Anfibios y Reptiles de España) de la Asociacion Herpetológica Española, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente.


Especies en peligro


Los vertidos coinciden según los expertos con el período de reproducción de algunas especies en peligro de extinción que se desarrollan en este hábitat, como sapos, ranas o tritones, lo que según los demandantes habría provocado la muerte de miles de anfibios y reptiles, y la desaparición de larvas y huevos que habrían de nacer durante la primavera.


El Ayuntamiento de Gerena ha emitido un comunicado donde niega el vertidos de escombros sobre esta laguna, y asegura que los operarios municipales estaban procediendo «a la limpieza de este paraje» donde, reconocen, se acumulan residuos, pero «arrojados por particulares sin identificar». El consistorio afirma también que ha requerido información a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por la que determinan que en la zona de La Fontanilla «no existe constancia de especies protegidas».


Pese a negar los hechos, el Ayuntamiento ha reconocido la afección sobre la laguna. «Se ha encargado un informe a la técnico de Medio Ambiente contratada por el Ayuntamiento, que ha constatado que la afectación a la charca se limita a 50 centímetros de una de las orillas, quedando intacta el resto», concluye la nota.


Lea este artículo en:


Comentarios