Guillena reforma su albergue para servir a más de 30 peregrinos


El albergue municipal de Guillena situado al término de la primera etapa del Camino de Santiago por la Vía de la Plata se inauguró en 2011 y está siendo reformado para anexionar un nuevo edificio y cubrir hasta 34 plazas.




En el término municipal del Guillena concluye la primera etapa de un camino de 1.001 kilómetros que tiene en la Catedral de Sevilla su punto de partida y en la de Compostela su punto y final: el Camino de Santiago por la Vía de la Plata. A lo largo del año, el flujo de la mayor peregrinación que recorre la península ibérica tiene también un relato en clave provincial, el que escriben los pueblos por donde discurren los caminantes.


Conscientes de su importancia, ya en el año 1999 se inauguraba en Castilblanco de los Arroyos el primer albergue municipal de Andalucía para los peregrinos del camino de la Vía de la Plata, y en el año 2011 el Ayuntamiento de Guillena hacía lo propio poniendo a disposición en esta ruta un albergue con capacidad para hospedar y servir a 20 personas.



Ampliación


El consistorio trabaja ahora para reformar y ampliar la infraestructura existente, que cuenta con tres habitaciones, aseos y vestuario, zona de descanso común y una cocina con salón con los equipamientos básicos para los peregrinos. Con este propósito se han iniciado las obras para ampliar el albergue integrando en él un edificio anexo, ubicado en la avenida de La Vega, junto al complejo deportivo de Guillena, con el que pasarán a cubrir un total de 34 plazas.


Estas instalaciones públicas estarán también a disposición de asociaciones, grupos y colectivos que quieran hacer uso de ellas, según ha manifestado el Ayuntamiento, que ha celebrado la inversión que va a llevar a cabo para ampliar las plazas y renovar el inmueble.


El proyecto cuenta con una subvención de 17.400 euros de fondos europeos que, junto a los 14.300 euros que aportará el Ayuntamiento, alcanzará un presupuesto total de 31.700 euros para la asistencia al peregrino en el Corredor de la Plata.

Comentarios