Buscan inversores para levantar el centro andaluz de epilépticos

SierraNorte-Gerena-Epilepsia
El primer centro de inserción laboral para epilépticos se erigirá en suelos municipales

La asociación andaluza de epilepsia Ápice no cede en su empeño de hacer realidad el sueño colectivo de levantar el primer centro de inserción socio-laboral para personas con epilepsia de España en el término municipal de Gerena.


El Ayuntamiento y la presidenta de la asociación, Charo Cantera, suscribieron hace años un acuerdo por el que se cedía una parcela de 2.000 metros cuadrados de terreno público para su construcción, a cambio de que se apostase por emplear a los vecinos en todas sus fases: tanto en el diseño del proyecto como en la ejecución de las obras para levantar el edificio, así como en la gestión y funcionamiento de este complejo cuando abra sus puertas.


Conforme a este propósito de primar a los vecinos, el Ayuntamiento convocó un concurso entre los arquitectos de Gerena para elegir el proyecto básico. "En estos momentos tenemos hecho el proyecto arquitectónico que se llevará a cabo", explica la presidenta de la asociación, Charo Cantera.


El joven Pablo Baruc (1985), del estudio Donaire, se alzó como ganador del concurso dando forma a un espacio multifuncional donde estas personas recibirán una atención personalizada para estimular su desarrollo personal y profesional, y donde formarán a voluntarios y al personal que prestará sus servicios en este centro.


La apuesta de Baruc, encargado de idear el proyecto básico y de ejecución, prevé un edificio "modulado, urbano y austero" que ofrezca "una imagen atractiva" y no pierda de vista un objetivo central, "la interacción entre los usuarios", cuenta el arquitecto.


Escuela de padres
La crisis y las dificultades de las administraciones para hacer frente a esta inversión mantienen en pausa la iniciativa, aunque cada paso es una batalla ganada para las personas con epilepsia y para sus familias, a las que también atiende el equipo de Ápice, que mantiene una escuela de padres para enseñarles a aceptar la epilepsia y a resolver situaciones cotidianas.


"Hay mucha gente asociada a Ápice y estamos buscando inversores y patrocinadores, trabajando en la línea de ejecutar el proyecto lo antes posible", aclara Cantera desde la sede actual en la sevillana calle Rute, una décima parte del centro proyectado.

Comentarios