Ir al contenido principal

Los Portales, una dehesa para la sostenibilidad

[caption id="attachment_3779" align="aligncenter" width="468"]La comunidad reparte el trabajo, tiene huertos orgánicos y produce buena parte de la energía que consumen  La comunidad reparte el trabajo, tiene huertos orgánicos y produce buena parte de la energía que consumen[/caption]
Una comuna celebra 30 años en el valle del río Viar con un modelo de vida en armonía con el entorno rural


Un grupo de jóvenes decide apartarse de los valores consumistas que imperaban en los ochenta en las urbes de Bélgica. Tras una primera experiencia viviendo de manera colectiva en una casa, deciden en 1984 dar un paso más allá para explorar nuevos horizontes y, casi sin conocer España, llegaron a unas tierras junto al valle del río Viar a 16 kilómetros de Castilblanco de los Arroyos. Asumían entonces el desafío de sus vidas: fraguar un modelo de convivencia alternativo. Así nació Los Portales, una ecoaldea de 200 hectáreas que celebra su treinta aniversario avanzando hacia la utopía.


Las laderas de las montañas de esta dehesa de la Sierra Morena sevillana fueron reforestadas gracias al impulso de sus habitantes, llegados desde diferentes partes del mundo que conviven en un singular paisaje próximo al Parque Natural de la Sierra Norte con la flora y la fauna salvaje. Más de 25 personas llenan de historias una comuna abierta al intercambio con centenares de voluntarios que a lo largo de tres décadas han acudido al encuentro de estos "exploradores". Buscan la armonía entre la naturaleza y las personas en una experiencia que se encuentra en proceso de construcción permanente.


"Estábamos escarmentados y sentíamos que no podíamos seguir viviendo así: son grados de insatisfacción, dilemas existenciales, que te llevan a plantearte que se puede vivir de otra manera" relata Jaime Azuara, uno de los habitantes.


Promueven el trabajo en equipo y apuestan por la cooperación en las relaciones humanas. "Si vienes aquí hay un grado de implicación y de exigencia que debe estar equilibrado, si no hay reciprocidad la persona misma se va a sentir mal porque se sentiría en deuda y eso es algo insorportable" argumenta Azuara, "cada cual aporta en la medida de sus posibilidades, y recibe según necesita del trabajo de la comunidad".


En un primer momento sus habitantes pasaron por diferentes áreas que debían atender en pleno campo en torno a una vieja caseta que hoy conservan como un emblema con sus muros, su suelo y su chimenea original. "Ahora estamos en una fase de especialización para organizarnos en los diferentes roles, tenemos una dinámica para el funcionamiento diario, con reuniones cada semana para analizar lo que podemos mejorar", relata Azuara, padre de cuatro hijos, que vive junto a su pareja, Jessica, desde hace 22 años en esta iniciativa colectiva.


En varios idiomas


Los idiomas se confunden entre los habitantes. Francés, español, flamenco… una diversidad por la que se adivina la riqueza que atesoran y comparten. Reparten tareas. El cuidado de las cabras y el proceso de elaboración de lácteos y quesos -algunos de ellos llegan a mercados ecológicos de la provincia o se intercambian para obtener otros recursos y servicios-, los huertos y las siembras donde recolectan frutas y hortalizas para su alimentación diaria, y el trigo para elaborar el pan en el horno de leña. O el olivar, con un molino propio que les abastece.


La autosuficiencia no es un objetivo en sí mismo, aunque con el impulso de Cris, el ingeniero, avanzan desde primera hora con paso firme hacia ella. Energéticamente pugnan por serlo próximamente. Actualmente producen energía solar con placas, eólica gracias a los dos molinos que han fabricado en la propia comunidad, o hidráulica mediante turbinas.


"La utopía está en el horizonte" citaba Eduardo Galeano, que se preguntaba además "para qué sirve". En la dehesa Los Portales ofrecen su respuesta desde el mundo rural: "Para eso sirve. Para caminar".

Comentarios

Entradas populares de este blog

El presidente Juan Manuel Moreno cambia deliberadamente el escudo de Andalucía vulnerando el Estatuto

El atril de la Junta de Andalucía añade una corona real y laurea el emblema oficial. Los símbolos de Andalucía, el escudo, la bandera y el Himno, está definidos en el Estatuto Andaluz

Puente del Viar, 545 años del pueblo de Sevilla que no llegó a ser

En diciembre de hace 545 años emergía un nuevo asentamiento orillado junto al Río Viar entre las poblaciones de El Pedroso, Cantillana y Castilblanco de los Arroyos que no llegó a prosperar.

La comarca de Antequera gana el pulso: cancelan el proyecto de embotelladora de la Sierra de Camarolos

Los municipios de la comarca de Antequera ganan finalmente el pulso y tumban el proyecto de embotelladora de agua que se construye en la Sierra Camarolos en un entorno donde sufren restricciones Vecinos de Antequera, Colmenar, Alfarnatejo, Alfarnate, Villanueva del Trabuco y Villanueva del Rosario han logrado este miércoles paralizar las obras y que la empresa Inversiones Domago anuncie la cancelación del proyecto de embotelladora para la venta privada de agua mineral que se construye en el paraje protegido de la Sierra de Camarolos. El portavoz de la Plataforma ciudadana contra la extracción y venta privada de agua de la Sierra de Camarolos, Cyro Rodríguez, ha explicado esta mañana en la Onda Local de Andalucía que habían observado movimientos de retirada de maquinaria pesada en el entorno en las últimas horas, antes de la concentración que esta tarde habían previsto en Villanueva del Trabuco. Esta Plataforma ciudadana, que hoy gana el pulso al proyecto de la embotelladora,