Alberto El Romero, un "insuperable" en los tablaos flamencos



A sus 18 años el bailaor Alberto Romero, de San José de La Rinconada, florece en tablaos flamencos con el reconocimiento de destacadas figuras


La legendaria Matilde Coral, Farruquito o Sara Lezana tienen en común el reconocido prestigio como bailaores de flamenco y la apuesta por un joven de San José de La Rinconada, Alberto Romero, que pisa fuerte sobre los tablaos. Curtido desde los ocho años en la escuela de danza de Matilde Coral, sus primeros pasos los dio en una academia en su pueblo con solo tres años.


Hoy, con solo 18 años, Alberto Romero tiene su propia compañía y ha montado el espectáculo "Sin pensarlo", que es la carta de presentación con la que se ha presentado esta temporada en Andalucía. Antes de culminar el quinto curso del conservatorio tomó la determinación de tentar la suerte en Madrid y encontró su lugar en la compañía de ballet flamenco de la capital, con la que se ha recorrido desde entonces la geografía española y ha recibido el aplauso en teatros de China, Italia, Francia o Alemania con el espectáculo "Carmen".


El ritmo, la magia, la sensibilidad, el movimiento, la estética, la armonía y el duende bullen en las actuaciones de este rinconero que suda la camisa buscando con su arte seducir al público. "Cuando me encuentro en el escenario intento transmitir los sentimientos que llevo dentro, no hay dos días que baile igual: a veces mi estado de ánimo es más feliz, otras estoy más melancólico", explica, "y esos son sentimientos que el público percibe y aprecia".


En Madrid conoció a algunas figuras que reconocieron su talento y le impulsaron. "Sara Lezana, que en el tiempo de Manolo Caracol fue muy popular en el mundo del flamenco, apostó mucho por mí", relata satisfecho este bailaor novel. No en vano, ha cumplido su propósito de compartir escenario con artistas como Farruquito, que cuenta con él en algunos espectáculos.


Con este bagaje prepara la próxima temporada con proyectos para la compañía de ballet Teatro Español de Rafael Aguilar y el ballet de flamenco de Madrid. En el verano ha dejado escaso margen para las vacaciones entre ensayo y ensayo, y mantiene una actividad de vértigo. Afronta el desafío de compatibilizar sus bolos en la gira de la cantante de copla sevillana Joana Jiménez, con su incursión en el mundo de la televisión. Porque tras superar el proceso de selección, es uno de los concursantes del talent show "Insuperables" que La 1 de TVE emite los lunes este verano en horario de máxima audiencia.


Premios y talento


En su haber tiene el talento, la juventud y premios en concursos de baile por sevillanas y flamenco, pero el galardón más preciado que atesora no luce en ninguna vitrina. Es el cariño de sus vecinos en la tierra que lleva por bandera en sus actuaciones, San José de La Rinconada. Quedó de manifiesto este año en la festividad del patrón, cuando le otorgaron el premio al "artista revelación" por su aporte a la cultura local. Esperanzado, mira hacia adelante, sueña con formar parte del ballet nacional de España y con triunfar con su propia compañía en festivales como la Bienal de Flamenco de Sevilla.




LEER EN ABC


Comentarios