Un brote de gastroenteritis afecta a más de setenta vecinos



Hay siete menores aislados en el Hospital Virgen Macarena por el virus y fuentes farmacéuticas confirmaron que son más de setenta los vecinos diagnosticados


El precario suministro del agua ha derivado en una crisis de salud pública en Castilblanco de los Arroyos, donde ayer las autoridades sanitarias alertaron de un brote de gastroenteritis mientras se investigan las circunstancias que han provocado el foco infeccioso. Desde el viernes y hasta el mediodía del lunes se contabilizaron siete menores hospitalizados y aislados en el área de infecciosos del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, aunque los diagnosticados son más de setenta, y en algunos casos familias enteras por contagio, según informaron fuentes farmacéuticas.


Las autoridades sanitarias han instado al Ayuntamiento a clausurar de manera temporal las piletas y abrevaderos del casco urbano con el objetivo de acotar el foco infeccioso que podría estar determinado por una bacteria. Una medida que mantendrán hasta que se obstengan los resultados de un análisis microbiológico.


Malestar y desconfianza al agua del grifo


Los vecinos, no obstante, aseguran que el agua que dispensan pilares como el situado en el callejón de la Mora proviene de veneros naturales, por lo que rechazan que el brote pueda estar localizado en estos suministros que, aunque de manera minoritaria, sí usan algunos lugareños por cuenta propia como fuente de abastecimiento, dada la desconfíanza del agua que sale de los grifos.


La alternativa es el agua embotellada, dado que el problema del suministro en la localidad suma años pendiente de resolver. El Ayuntamiento ha emitido un comunicado en el que asegura que el agua de la red se encuentra dentro de los márgenes de potabilidad, y descarta que pueda estar en el origen de la infección gastrointestinal que afecta a decenas de vecinos. En un escueto texto, desde el ayuntamiento remiten a unas analíticas que supuestamente se habrían realizado, sin que se hayan hecho públicos sus resultados o las fechas en las que se llevaron a cabo dichos estudios.


Malestar vecinal


Acciones cotidianas como beber un vaso de agua, llenar un recipiente para cocinar, poner una lavadora o darse una ducha están en los últimos años condicionadas por la calidad del líquido elemento.


En los últimos meses el agua de la red pública de abastecimiento que llega a las viviendas del término municipal de Castilblanco ha vuelto a poner en alerta a los lugareños, que han denunciado públicamente a través de las redes sociales las precarias condiciones del servicio.





En abc de Sevilla


Comentarios