Inma Linares inaugura tienda en Sevilla tras ganar en "We Love Flamenco"

La sevillana con taller en Villaverde del Río presenta las colecciones de su firma en el corazón de la capital hispalense tras ganar la última edición de la pasarela de moda "We Love Flamenco"


La diseñadora de moda sevillana Inma Linares ha dado el pistoletazo de salida a su nuevo proyecto en el centro de la capital hispalense. La joven ganadora del certamen de diseñadores noveles en la edición 2015 de la pasarela"We Love Flamenco", que organiza la Diputación de Sevilla, ha inaugurado una tienda en el corazón de Sevilla desde la que presenta lo más granado de sus colecciones.


Vestidos de fiesta, abrigos , moda flamenca y prêt-à-porter, complementos y un sinfín de posibilidades en la confección a medida de trajes de novia marcan la apuesta de esta firma de alta costura con sede en Villaverde del Río.


"Llevo cinco años dedicada al diseño, con gran volumen de trabajo en la confección de trajes a medida, y ahora con la apertura de una tienda me propongo hacer más accesible mi trabajo" explica Linares desde la Calle Huelva de su pueblo natal. La joven sale por primera vez del taller de costura donde se ha afanado durante el último lustro en dar forma a su propia firma, en Villaverde del Río, para localizar en un mismo espacio en el número cinco de la céntrica calle Muñoz Oliver de Sevilla su bagaje en el mundo de la moda y su pasión por la creación de nuevos diseños que han merecido el reconocimiento dentro y fuera de nuestra provincia.


Con su colección de moda flamenca "Flora" obtuvo el reconocimiento de la pasarela "We Love Flamenco" en el certamen de noveles, ganando el concurso con su apuesta por los vestidos con telas satinadas con apliques florales.


"La inspiración te puede llegar de donde menos esperas, aunque un punto de inspiración fuerte me viene de la arquitectura, de la escultura y de la geometría en general", reconoce la diseñadora, que piensa a la hora de diseñar de cada una de las obras "en una mujer sofisticada y segura de sí misma, que sabe apreciar el trabajo que hay detrás de cada prenda".


El galardón en la pasarela sevillana de este año le sirvió para dar a conocer su firma. Desde entonces los encargos fueron en aumento, y han marcado un horizonte de expectativas y nuevas metas en un mundo, el de la moda, que ha mamado en el seno de su familia, donde Inma Linares se ha curtido y donde ha encontrado a sus mejores acreedores para sostenerse y para apuntar alto en su apuesta. "Desde pequeña mi madre, Encarna, se ha dedicado a la confección a medida", relata a ABC Provincia, "y yo disfrutaba haciendo mis propios diseños, que luego ella se encargaba de confeccionar", añade.


Un desafío internacional


A sus 28 años, se muestra "agradecida" por la comprensión y entrega de su familia. "Tengo muchísimo apoyo de la gente que me rodea: mi madre, mi novio, mis hermanas, cuñadas... de todo mi entorno, y la verdad es que me ayudan muchísimo", cuenta con entusiasmo en el arranque de esta etapa en la que además de diseñadora de moda asume el rol de empresaria para gestionar la tienda con la que sigue sorteando este tiempo de crisis mientras da forma a su sueño.


A la inauguración la pasada semana asistieron decenas de personas entre familiares, clientes, amigos y personalidades de la alta costura sevillana que arroparon a Linares en un proyecto con el que prevé afianzarse en el sector. Con la mirada puesta en la creación de nuevas colecciones, se marca el objetivo a medio plazo de presentarse en pasarelas a nivel internacional. Antes, como ganadora del certamen de noveles "We Love Flamenco", volverá a la pasarela sevillana en su próxima edición, presentándose como diseñadora profesional.


Comentarios