Un nuevo alimento mejora la nutrición de las abejas y reduce su mortandad

SierraNorte-Castilblanco-Apicultores-juancromero

La sociedad "Tecnologías Apícolas de Castilblanco" integrada por Francisco Rodríguez, Vicente Rodríguez, Santiago Cordero Pérez y Santiago Cordero Sánchez, premiada por Cobre Las Cruces por desarrollar un alimento que mejora la nutrición de las abejas y disminuye su mortandad




Investigación, innovación y exportación a nuevos mercados son los desafíos que se abren paso para la sociedad "Tecnologías Apícolas de Castilblanco", que el pasado jueves se alzó con el premio Cinco Nueves por el producto que han desarrollado durante tres años de trabajo de campo para garantizar la completa nutrición de las abejas, una vez que los apicultores extraen la miel para su venta.


El premio de la fundación Cobre de Las Cruces regresa a Castilblanco cuatro ediciones después de impulsar en su primera edición la quesería "Huerto del Cura", consolidada en la comarca del Corredor de la Plata, y reconoce en esta ocasión el arduo trabajo llevado a cabo por un equipo interdisciplinar formado por Santiago Cordero Pérez, Santiago Cordero Sánchez, Vicente Jesús Rodríguez y el químico Francisco José Rodríguez.


Los cuatro se propusieron solventar uno de los problemas que afectan al mundo de la apicultura en esta tierra donde se produce el 60 por ciento de la miel que sale de la provincia, y que es sede de la cooperativa de apicultores "Sierras Andaluzas", la mayor de Andalucía.


"El proyecto que hemos desarrollado ha sido diseñar un alimento para suplir a la miel como fuente de nutrientes para las abejas, una vez que los apicultores la extraen para venderla, porque las abejas en invierno tenían carencias nutricionales que había que aportarles", explica Francisco José Rodríguez, licenciado en Química por la Universidad de Sevilla, y especializado en tecnologías de la alimentación.


Tras analizar diferentes muestras de miel, los promotores avanzaron en el propósito de crear un alimento completo en lo nutricional para la abeja "pero que fuese además barato, dado que en la apicultura el que se venía utilizando tenía un alto costo", abunda este joven castilblanqueño de 26 años.


De esta forma experimentaron con diferentes e innovadores prototipos. "Los compañeros me presentaban una serie de necesidades que desde mi conocimiento en Química aplicado a la apicultura trataba de resolver, y en las diferentes fases del proceso se iba testando directamente con las colmenas para analizar cómo asimilaban las mezclas hasta dar con la fórmula finalmente desarrollada", abunda.


El premio, dotado con 30.000 euros, hará posible el montaje y explotación de una planta industrial, con lo que sus promotores pasarán de producirlo a pequeña escala a contar con la maquinaria e instalaciones necesarias para su producción industrial. "Al tener este aspecto cubierto –explica Rodríguez– tendremos a disposición los recursos económicos de la venta del producto para invertirlo en investigación y experimentación sobre el terreno".



Grandes beneficios

Conscientes de los retos que la apicultura tiene por delante por la alta mortandad de las abejas a nivel mundial, en la sociedad "Tecnologías Apícolas de Castilblanco" se muestran satisfechos con los beneficios del producto desarrollado por su incidencia en el ciclo vital de las abejas, y están convencidos también de que ideas como la impulsada en esta quinta edición del premio Cinco Nueves de Cobre Las Cruces van en la línea de paliar este problema en el futuro.


"Queremos continuar el trabajo de investigación para desarrollar un producto con aditivos naturales que venga a combatir las enfermedades y plagas que en estos momentos afectan a las abejas", concluyen los promotores.


Con los pies en el suelo, esta innovadora empresa del área rural se marca el objetivo de seguir siendo competitivos conservando el estándar de calidad en su producción mientras prepara su salto a nuevos mercados.

Comentarios