Las "Mil rosas al alba" de Eloy Enamorado embriagan Sevilla

[caption id="attachment_4031" align="aligncenter" width="584"]El diseñador sevillano Eloy Enamorado ante los trajes de su última colección de moda flamenca / Aníbal González El diseñador sevillano Eloy Enamorado ante los trajes de su última colección de moda flamenca / Aníbal González[/caption]

El diseñador de moda de Burguillos presentó su última colección en "We Love Flamenco"


ARTÍCULO ANTERIOR: Eloy Enamorado: el oficio de vestir a los Santos

Una apuesta por la moda como espectáculo y un millar de rosas embriagaron este miércoles la pasarela sevillana "We love flamenco" en la sugerente puesta de largo de la nueva colección de moda flamenca del diseñador de Burguillos, Eloy Enamorado. La colección "Mil rosas al alba" del joven modisto de Burguillos la forman 22 puestas en escenas, que se representaron anoche en el Hotel Alfonso XII, y tiene en la rosa su fuente de inspiración.


Enamorado llega a sus 24 años por tercera vez a esta cita con la moda en Andalucía, precedido por el éxito que obtuvo en 2014 como ganador del certamen de diseñadores noveles de la moda flamenca, que organiza la Diputación de Sevilla. El año pasado, sus diseños lucieron ya en la categoría profesional, y en esta ocasión consolida su trayectoria y su empuje con el sello de la provincia y la identidad que estampa a cada uno de sus diseños.


La original presentación contó con dos partes para representar la vida y la muerte, con un mensaje de fondo que alude al paso del tiempo. "Es una obra inspirada en las rosas, con trajes oscuros que simbolizan la madurez, como una la flor cuando se marchita, y otros de tonos más claros y vivos, que simbolizan la juventud y las ganas de vivir", explica Eloy Enamorado a ABC Provincia. La antesala a la presentación contó con la excepcional colaboración de la modelo Judit Mascó, que en la presentación de la pasarela posó con uno de los originales y atrevidos diseños flamencos salidos del taller del modisto sevillano.


"Le he dado un cambio muy radical a mi apuesta con respecto a las anteriores colecciones, apostando por los tejidos sintéticos, por las pieles y el cuero, por los tejidos impresos con estampaciones florales", relata Enamorado, "y hemos dejado un poco al margen los bordados en oro para dar paso a lentejuelas y otros elementos que dan mucho juego".


En su colección no renuncia a prendas como los pantalones o las chaquetas convencionales para sumarlas al clásico vestido de flamenca, al que sacude los tópicos. "Estoy intentando modernizar el traje regional en su forma y en sus tejidos, y aunque no son trajes muy comerciales, porque están pensados para el espectáculo, propongo vestidos que se pueden adaptar a cualquier ocasión según las necesidades de la clienta", zanja el modisto, que trata de ofrecer en sus presentaciones un espectáculo sorprendente.


Entre los matices de esta puesta de largo se encuentra el atrezo, con rosas que van cayendo de unos árboles dispuestos sobre la pasarela, buscando la coherencia con el nombre de su colección. "Se llama así porque hay mil rosas entre las que se entregan a los asistentes, las que conforman el atrezo y las que llevan como apliques los trajes", explica el diseñador, que contó con dos actuaciones en directo para acompasar el desfile de las modelos con sones de flamenco, de jazz y de blues según los tiempos.


En el panorama de la moda femenina tanto flamenca como pret a porter y nupcial, 2015 ha sido el año de su consolidación. Cuenta Enamorado que ha cumplido el sueño de abrir el taller de su firma en Burguillos, y tiene el año "cubierto" con encargos de trajes de novia. Inmerso en una colección de moda nupcial, con algunos de los diseños que ha confeccionado a medida para sus clientas, el joven asume con ilusión los nuevos desafíos para la próxima pasarela, "Sevilla de moda", donde espera llenar otra vez el espacio con la fragancia de sus tendencias.

Comentarios