La Borriquita recorre Castilblanco flanqueada por aguaceros

SierraNorte-Castilblanco-Borriquita

La imagen del Cristo del Amor en su Entrada Triunfal en Jerusalén culminó una salida procesional marcada por el estreno de la nueva talla del apóstol Santiago con aguaceros antes y después de la procesión.

 

JUAN CARLOS ROMERO / PERIODISTA


Pendientes del cielo aunque libre de incidencias reseñables, La Borriquita culminó en la mañana del Domingo de Ramos la primera salida procesional de la Semana Santa de Castilblanco de los Arroyos, declarada de interés turístico en Andalucía, a la que siguen las estaciones de penitencia de la tarde del Jueves Santo, la mañana del Viernes Santo y la tarde del Sábado Santo.


A primera hora de la mañana varios aguaceros se anticiparon a la misa del Domingo de Ramos en la Parroquia del Divino Salvador de Castilblanco llenando de incertidumbre a centenares de fieles que aguardaban la salida. Las palmas y ramos para la procesión fueron bendecidos en la casa hermandad de la Hermandad Matriz de San Benito para conmemorar el 25 aniversario de la llegada de la reliquia del Santo, cedida por el monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos, a Castilblanco.


A las once y media la comitiva se puso en marcha por sexta vez desde su recuperación en 2011 con la cruz parroquial portada por uno de los decenas de niños que portaban palmas como preludio al inicio de la procesión del Cristo del Amor, que salía a la plaza de la iglesia donde la Agrupación Musical de Nuestra Señora de la Victoria de Arahal marcaba los sones de las primeras marchas del Domingo de Ramos.


A buen paso, aprovechando que se abrió el cielo, la procesión logró culminar su recorrido presentándose en las casas de hermandad de las tres hermandades de penitencia, de la Vera Cruz, Padre Jesús y La Soledad, y dos de Gloria, de San Benito y Escardiel. 


3396962a-acb3-488a-b213-2546892899de



La cuadrilla más grande


Pasadas las dos y media de la tarde, y con el aviso de un aguacero, esta agrupación parroquial procedía a recoger el paso de La Borriquita en la Iglesia del Divino Salvador. Culminaba así una procesión flanqueada por aguaceros antes y después de la salida que lució en las calles gracias al grupo de jóvenes que promovieron la creación de una asociación parroquial para devolver al culto la talla del Cristo del Amor y rescatar la procesión de La Borriquita, que llevaba 22 años desaparecida.


La de La Borriquita es actualmente una de las cuadrillas más grandes de cuantas portan los pasos de la comarca del Corredor de la Plata y está formada por 60 hermanos costaleros guiados por el capataz e imaginero Jesús M. Romero, de 29 años, que este año veía cómo una imagen esculpida con su gubia, la del apóstol Santiago, procesionaba por vez primera en la Semana Santa de su pueblo. 


La talla de Santiago Apóstol fue bendecida esta Cuaresma y acompaña a la imagen del Cristo del Amor, de la serie de Olot, en el paso, de donde han sido retiradas las otras dos imágenes que primitivamente presentaban a Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén. Sobre la palmera de este paso de misterio destaca la figura del pequeño Zaqueo, con un escardillo.

Comentarios