Dulce alegría para vestir de flamenca

SierraNorte-Guillena-AngelesCopete


La diseñadora Ángeles Copete de Guillena inspira su última colección de trajes de flamenca en el descubrimiento de la maternidad. Su hija Ángela cumple nueve meses entre diseños y patronaje.



El nacimiento de su primogénita ha marcado un punto de inflexión en la vida de la diseñadora de moda flamenca Ángeles Copete, que se ha propuesto traducir todas esas sensaciones y plasmarlas en sus creaciones. Ángela nació hace sólo nueve meses y es , asegura, el sueño cumplido de esta madre feliz que ha inspirado su última colección de trajes de flamenca , "Mi dulce alegría", en los sentimientos que han aflorado en ella en este tiempo al descubrir la maternidad.


Con más de quince años dedicados al diseño y confección de moda flamenca, Ángeles Copete nació hace 36 años en La Puebla de Cazalla, pero encontró el amor en Guillena donde reside desde que contrajo matrimonio.


En la última pasarela "We Love Flamenco" la diseñadora afincada en Guillena presentó su apuesta para esta temporada. Una colección que le ha marcado más que las anteriores por estar inspirada en lo que más quiere: su hija. "Ángela es la alegría de mi casa, y junto a ella, fui dando forma durante meses a esta colección: desde mirar las primeras ecografías y sentirla dentro, a ver su carita al nacer ha sido una fuente de inspiración fundamental, por eso el nombre, mi dulce alegría".


Son 35 vestidos de flamenca, 25 para mujeres adultas y cinco para niñas, con tonos que van "desde la pureza del blanco, los apliques de flores o tonos amarillos, hasta la fuerza y la pasión que le impregnan los tonos rojos y burdeos", explica a ABC Provincia. Recupera además otros elementos como las mangas y las tiras de volantes que espera poner de moda en la Feria de Abril y en centenares de festejos y romerías que desde esta primavera llenan de alegría ciudades y pueblos de toda Andalucía.


"El adorno en las tiras bordadas del traje de flamenca llevaba un tiempo perdido, así como las mangas flamencas y con volantes", apunta la diseñadora, que se formó en la Academia Imagen y ha vivido el flamenco desde su más tierna infancia en La Puebla de Cazalla. De sus creaciones destaca el vuelo y las formas que toma el volante, que constituyen además sus grandes fetiches, un patrón que lleva a sus diseños, y que justifica en su pasión por el flamenco y por los trajes ligeros pensados para el movimiento y el baile.


Más allá de su maternidad, hace un año y medio logró cumplir otro de sus sueños: abrir su propio taller. Un espacio donde exhibe las colecciones que nacen de su creatividad y patronaje.



Para todas las mujeres


En la calle Chile de Guillena, Copete se afana en dar el pulso por consolidar su espacio en el mundo de la moda haciendo trajes a medida y adaptando sus modelos a todas las mujeres. "Siempre apoyo a la mujer con curvas porque soy una de ellas y toda la vida tuve problemas para encontrar el traje que quería" explica la modista, "por eso defiendo a la mujer anchita y hago mis trajes con ese gusto pensando en todas nosotras".


Para la puesta de largo de sus colecciones cuenta con sus vecinos de Guillena, como el grupo de niñas de entre cinco y siete años que presentó "Mi dulce alegría" en la pasarela "We Love Flamenco". Siente el calor de su pueblo, con ejemplos como el de la asociación de amas de casa "Juntas Podemos", que la arropa en cada presentación. Este lazo y afecto no es cosa de un día y Ángeles Copete lo sabe, ya que recibió el homenaje de sus vecinas con motivo de la celebración del día de la mujer trabajadora, el pasado 8 de marzo, como reconocimiento a su carácter emprendedor y a su bagaje en la moda flamenca.


La diseñadora lanza su particular vaticinio para esta Feria de Abril donde se dejarán ver —dice— "las tiras bordada, mucho cordoncillo y, aunque en menor medida, el estilo canastero que irá a menos por el impulso de los volantes".

Comentarios