La banda de La Soledad lega su música a las grandes advocaciones de Cantillana


Los músicos, asuncionistas y pastoreños, celebran la gracia que se les ha concedido a poder tocar este año a la Asunción Gloriosa y a la Divina Pastora de Almas en sus solemnes procesiones



Por primera vez en la historia reciente los 72 componentes de la banda de La Soledad bajo la batuta de Carlos Javier Carval harán su música bajo el manto de las dos grandes advocaciones de Cantillana durante la celebración de sus solemnes procesiones este 15 de agosto con la Asunción Gloriosa y el próximo 8 de septiembre con la Divina Pastora de Almas.


Los músicos de esta institución musical que fundó el maestro Gabriel Ríos Amores en el año 1960 están de enhorabuena. No es la primera vez que esta banda hace sonar su música para las dos advocaciones señeras de Cantillana, pero de la última ocasión las estampas son en color sepia y se cumplen este verano veintisiete años, lo que reviste a este esperado reencuentro de un carácter extraordinario y llena de emoción a los músicos más veteranos.


La mayoría de los componentes no han conocido a su banda detrás de la Divina Pastora de Almas en la procesión del 8 de septiembre, dado que su música dejó de acompañar a esta advocación mariana desde las fiestas pastoreñas del año 1989.


En el caso de la Asunción, cuya hermandad se encuentra estos días inmersa en los cultos en honor a su Virgen, la relación ha sido más próxima en el tiempo, y los sones de La Soledadretornaron tras el paso en la procesión del año pasado.


El director de la banda ha reconocido a Pasión en Sevilla que el hecho de poder tocar a ambas es excepcional y lo interpretan en el seno de esta institución cantillanera como una gracia que se les ha concedido, dado que este honor no está permitido para otras bandas.


«Desconozco si en siglo XX cuando venían las bandas militares hay algún antecedente de que ambas hermandades contratasen a la misma banda», detalla Carlos Carvajal, que subraya cómola sensibilidad de ambas hermandades al contar con la banda cantillanera ha sido también un revulsivo para el grupo de personas que la integra.



Asuncionistas y pastoreños haciendo música


«La consideración cercana de lo suyo es lo más preciado que tiene una persona y para nosotros los músicos esto supone un respaldo al trabajo que venimos realizando donde nos hemos afanado en demostrar no el hecho de que estamos capacitados sino que sabemos hacerlo mucho mejor en cuanto a calidad, aptitud, repertorio y formas», detalla el director.


Entre los músicos, como ocurre en el resto del pueblo, la devoción es compartida y un motivo de orgullo cuando hacen música por las ciudades y pueblos de Andalucía en una organización donde la música sirve para unir a ambas devociones.


«Estamos muy orgullosos porque la banda la integran asuncionistas y pastoreños, y nuestra música la hacemos con igual sentimiento por el hecho de ser de nuestro pueblo y tocar a unas advocaciones que sentimos como nuestras», relata.


Desde la banda rehúsan de desvelar las novedades que presentarán las hermandades en sus procesiones este 15 de agosto y el 8 de septiembre, algo que cada corporación gloriosa guarda con celo, y aunque aseguran que el compromiso de la organización es renovar cada año los contratos, aseguran que existe la predisposción de todas las partes para que lo excepcional de este 2016 sea la tónica de los próximos años.


Las buenas noticias para esta banda de música no acaban aquí. El Miércoles Santo, los músicos de Cantillana pondrán su son a la Virgen de la Paz de Córdoba.


No es la única novedad que demuestra el año de gracia por el que pasan en esta banda quevuelve a la Semana Santa de Sevilla el próximo Sábado de Pasión haciendo sonar su repertorio de la mano de la hermandad del Divino Perdón del Parque Alcosa en las vísperas.

Comentarios