El homenaje artístico de una joven coreana al primer tendero de la mañana en Castilblanco


Una tira de viñetas "a tiempo real" recrea el despacho de chacinas ibéricas en el comercio tradicional de Eduardo León, el tendero que da los primeros "buenos días" en la sierra de Sevilla

JUAN CARLOS ROMERO. Los avíos de un buen potaje de lentejas arrancan con la adquisición de esta legumbre, las verduras, el generoso chorro de aceite de oliva, la pizca de sal y pimentón, y en la sierra sevillana se completa con la morcilla y el chorizo que es santo y seña de esta tierra de montaneras desde hace siglos.  En los fogones locales este ritual es parte de la tradición que se sigue de generación en generación y los emigrantes lo han llevado a gala también a sus hogares para deleite de los selectos paladares.

Para quiénes pasan por Castilblanco desde otras latitudes, por ejemplo haciendo el Camino de Santiago, no pasan desapercibidas estas peculiaridades propias de la gastronomía, y tampoco los viejos oficios o los espacios singulares. Son atributos identitarios que generan sorpresa y gran expectación, de ahí el homenaje desde las artes que una joven de Corea del Sur ha hecho al tendero Eduardo León, de Comestibles Romero Márquez.

La iniciativa nació de su sorpresa ante la forma de vida de los vecinos, y ha tomado cuerpo en una innovadora residencia artística situada en el paraje serrano de Castilblanco junto a la Vía de la Plata donde se alientan e impulsan proyectos de intervención cultural de apasionados de las artes en diversas disciplinas a nivel internacional.

La joven coreana Joo Park, residente en estos momentos en Airgentum Hoja de Ruta Art-Residence, ha realizado esta obra pictórica donde se ponen en valor situaciones cotidianas de la vida en el área rural, en este caso el despacho y la atención personalizada que dispensa Eduardo León a sus clientes tras el mostrador de su tienda tradicional en Castilblanco de los Arroyos.



Frases célebres entre pan de pueblo y chacina ibérica


El castilblanqueño Eduardo León, de 59 años, suma este mes de diciembre 24 años haciendo bocatas de buena mañana para los trabajadores, despachando pan de pueblo, quesos y chacinas ibéricas, desde la tienda Comestibles Romero Márquez. Pregona entre cantes flamencos de El Cabrero los manjares típicos de la comarca del Corredor de la Plata en la Sierra Morena.

Sin pereza, Eduardo descubre la persiana y se coloca el delantal todos los días a las cinco y media de la mañana, una hora atípica por la que tanto su negocio como su dedicación son especialmente apreciados entre los vecinos, que reproducen con complicidad muchas de las frases que lo han hecho célebre al otro lado del mostrador.

Entrega y vocación al otro lado del mostrador


La historia de este tendero es también la de otros muchos pequeños comerciantes vocacionales que se dejan la piel en pequeños despachos, restaurantes o bares en un área rural todavía deprimida como la Sierra Morena sevillana, que generan riqueza con negocios familiares caracterizados por el trato cercano, el compromiso con el entorno y la popularidad y arraigo que atesoran sus locales. Por eso Joo Park ha hecho lo mismo con el Bar Isidoro, la tienda de congelados o el puesto de churros, reconociendo a los vecinos y vecinas desde su lugar cotidiano de trabajo.



La residencia artística Airgentum es un revulsivo que está impactando con sus proyectos en esta comunidad local poniendo las manifestaciones artísticas y el potencial de artistas internacionales al servicio del cambio social e involucrando en sus intervenciones urbanas al conjunto de la población.

Desarrollo rural desde las artes: la residencia


El objetivo de este espacio de crecimiento para artistas es inspirar y generar debate y proyectos artísticos relacionados con la naturaleza, la conciencia medioambiental, el decrecimiento y los derechos humanos, con especial énfasis en los derechos de la mujer.

La residente Joo Park junto a Martina García, fundadora de Airgentum, han entregado la tira pictórica al negocio familiar de Eduardo León, situado en la Avenida Antonio Machado, donde quedará expuesta desde este mes de diciembre, buscando la sorpresa e interacción de la ciudadanía.




Comentarios