Una artista búlgara plasma la última historia del Cine Cervantes de Castilblanco





La pantalla del emblemático Cine Cervantes acoge la última  intervención artística de la artista búlgara Jo Iyaa de la residencia artística Airgentum Hoja de Ruta de Castilblanco de los Arroyos


Uno de los espacios más emblemáticos de Castilblanco de los Arroyos, el Cine Cervantes, ha recuperado su relación con el arte y su función de plasmar historias desde una nueva perspectiva gracias al último proyecto de intervención cultural desarrollado en la residencia de artistas Airgentum.

La artista búlgara Jo Iyaa ha plasmado en los exteriores de la pantalla de esta sala emblema del Cine de la Sierra Morena de Sevilla un mural con la técnica de spray. Los recios muros del Cervantes vuelven así a reproducir colores y volúmenes con una obra inédita que la joven ha donado a la comunidad local como parte del trabajo de documentación y creatividad realizado durante su estancia en el municipio.

Jo Iyaa llegó el pasado 15 de enero a la residencia, y dedicó sus primeras semanas a conocer el entorno para recrear e insertar en esta obra original motivos autóctonos fácilmente reconocibles por sus habitantes, en una inmersión al área rural donde ha compartido experiencias con diversos colectivos.

Para trabajar en esta obra de intervención artística la promotora solicitó los permisos necesarios tanto a la familia propietaria del viejo cine como al Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos, que facilitó la realización del mural. La calle del mercadillo de los jueves suma un nuevo atractivo en un espacio con gran impacto visual desde diversos lugares de la localidad, y con especial relevancia para varias generaciones de castilblanqueños que tuvieron su primera experiencia con el séptimo arte en esta sala que ahora cuenta una nueva historia a través de la pintura.

El advenimiento de la Primavera en el Cervantes


En el mural del exterior de la pantalla del Cine Cervantes sobresale la figura de una mujer con el pelo al aire y las manos alzadas al viento que parecen impulsar una serie de  motivos vegetales propios de la zona como son los cardos o las bellotas de alcornoque.

La interacción de los vecinos con la obra ha sido constante desde el inicio de los trabajos en los últimos días del mes de enero. Martina García, promotora de Airgentum - Hoja de Ruta, ha destacado la acogida que la vecindad ha dado a este proyecto a medida que iba tomando forma, y cómo se han interesado en las propuestas de intervención cultural con las artes modernas que desde el pasado 2017 están impactando en el callejero de este tranquilo pueblo de la sierra de Sevilla.

Prueba de la acogida de Castilblanco a la labor de los artistas internacionales que desarrollan sus proyectos con la comunidad local es el cariño que les dispensan mientras realizan sus obras. Dulces típicos, cafés, refrescos y conversaciones de historias y anécdotas vecinales nutren y dan color a estas experiencias artísticas que están revolucionando a los lugareños.

Un fructífero intercambio artístico con la comunidad local


Con estas iniciativas despiertan la sensibilidad artística de la ciudadanía. Posibilitan y alientan el cambio social con un intercambio permanente entre los artistas internacionales y los vecinos apasionados por las diversas disciplinas artísticas, que pueden entrar en contacto con estas obras sin salir de su localidad.

La joven artista Jo Iyaa ha previsto realizar al menos una presentación de esta obra mural que desde la primera semana de febrero luce en los exteriores del Cine Cervantes. En ello trabaja la promotora de Airgentum - Hoja de Ruta, para exhibir este trabajo y explicarlo a la comunidad local y a las personas interesadas en las artes.

Un pasado de esplendor en la Sierra de Sevilla


Desde los años cuarenta este lugar del callejero de Castilblanco albergó las primeras proyecciones de Cine como negocio gracias a Gregorio Tirado, que abrió una primera sala como Cine Andalucía en 1942.

La revolución para el cine llegaría años más tarde de una manera profesional y moderna gracias a los promotores Manuel Romero Blanco y Eduardo Velázquez Carballar, que remozaron la sala cambiando la antigua pantalla de cañizo por la que ha llegado a nuestros días en la confluencia de las calles Virgen de Gracia y Bécquer.

La taquilla del Cine Cervantes se encontraba junto a la pantalla, y las carteleras se exhibían en la Avenida Antonio Machado con carteles tintados que servían de reclamo para unas proyecciones que la población vivía como evento social en la época.

Las últimas proyecciones del Cervantes como negocio cinematográfico se produjeron en los noventa, y desde entonces la sala ha funcionado como terraza - bar de verano. Por iniciativa municipal se proyectaron en puntuales ocasiones películas en los primeros años del siglo XXI.

El principal objetivo de la residencia Airgentum Hoja de Ruta es ampliar la conciencia social sobre todo en el respeto a la naturaleza y el Medio Ambiente a través de conceptos como el decrecimiento y revalorizar la importancia del respeto a los Derechos Humanos, en general, y de las mujeres en especial.

MÁS INFORMACIÓN:
El Cervantes y el esplendor del Cine en Castilblanco de los Arroyos

Comentarios