Siete Arroyos, la asignatura pendiente en Castilblanco de los Arroyos


La zona de ocio de Siete Arroyos en la carretera de El Pedroso a Castilblanco sigue siendo objeto de actos vandálicos y presenta un estado de avanzado deterioro


Cuatro años han pasado desde las últimas labores de rehabilitación que el Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos llevó a cabo en la zona de ocio de Siete Arroyos y los actos vandálicos se han cebado con este espacio público del término municipal.

Barbacoas destrozadas, piedras sobre las cubiertas de la dotación auxiliar de la zona de ocio, restos de  basura y cristales de bebidas alcohólicas esparcidos por bancos, mesas y alcorques, y hasta el robo de ventanas y elementos de mobiliario urbano. Siete Arroyos presenta su peor imagen este Otoño debido al mal uso de algunas personas que acuden a este espacio público que han ahondado en la imagen de abandono de la zona de ocio.


Las instalaciones de nueva construcción, levantadas en el período de 2007 a 2011, a instancias del entonces concejal de Turismo y Festejos Antonio Vela,  han sido objeto de destrozos aún sin haber cumplido desde que culminasen las obras ninguna función de uso en la zona de ocio.

El proyecto contempló la construcción de una parte superior sobre el local auxiliar que ya formaba parte de la dotación de Siete Arroyos, que sería una vivienda para la familia que se ocupase de explotar la barra o local que se situaría en esta zona de ocio, dando así seguridad a las instalaciones.



El estado actual que presenta el conjunto es de un deterioro avanzado. No solo por los actos vandálicos que quedan de manifiesto por las ventanas rotas, cristaleras de ventanas y persianas, también por la falta de seguridad y de labores de mantenimiento cotidianas de parte de los operarios municipales del Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos.

INVERSIÓN CONTRA EL VANDALISMO


En la primavera de 2014 el Ayuntamiento de Castilblanco destinó una inversión de más de 45.000 euros del Plan de Empleo Estable para abordar un proyecto de rehabilitación y conservación de la zona de ocio. Las mejoras consistieron en la limpieza y pintura exterior de las instalaciones, reconstrucción de barbacoas, mesas, bancos y alcorques, así como la pavimentación de la entrada.


El equipo de Gobierno informó al culminar estas labores de la propuesta elevada a la Diputación de Sevilla para incluir dentro del Plan Supera dotar de instalación eléctrica Siete Arroyos, cuestión de cuyo avance no se informó en años posteriores.

Hasta los primeros años de 2.000 la zona de ocio de Siete Arroyos mantuvo un servicio de guarda y era un espacio con programación esporádica. Acogía actividades organizadas por diversas concejalías del Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos en materia de hábitos saludables, Medio Ambiente , voluntariado y conciencia con el entorno en la Sierra Morena de Sevilla.  

Recuperar la zona de ocio de Castilblanco de los Arroyos es una demanda de parte de la ciudadanía para la promoción del turismo sostenible y el mantenimiento de espacios de ocio saludable en contacto con la naturaleza, como este paraje de más de 10.000 metros cuadrados próximo al núcleo urbano de la localidad.

Comentarios