Ir al contenido principal

El Defensor del Pueblo Andaluz investiga los cortes de agua en Castilblanco de los Arroyos


Jesús Maeztu avanza un expediente motivado por las quejas vecinales ante los cortes selectivos de abastecimiento de agua que afectaron a centenares de personas de diferentes barriadas y urbanizaciones en Castilblanco de los Arroyos desde mayo en un contexto de emergencia sanitaria


El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha reprobado en un requerimiento la falta de respuesta de parte del Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos, gobernado por José Manuel Carballar (PSOE), a esta oficina ante las quejas vecinales derivadas del precario abastecimiento y calidad de la red municipal en este municipio de la Sierra Morena de Sevilla. Distintas zonas de la localidad y sus urbanizaciones, con centenares de viviendas habitadas, sufrieron cortes de suministro de agua de la red municipal durante el verano, una situación que la oficinal que coordina Maeztu se encuentra investigando.

La oficina del Defensor del Pueblo Andaluz informa a las personas afectadas por las incidencias, cortes de suministro y restricciones del término municipal de Castilblanco, que ha remitido un nuevo requerimiento al Consistorio para requerirle información y, una vez obtengan respuesta, "la analizaremos", cita Maeztu.

"Con fecha 28 de julio solicitamos al Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos un nuevo informe sobre la situación del abastecimiento de agua en la localidad, sin embargo, hasta la fecha no hemos obtenido respuesta de tal organismo", reprueba el Defensor del Pueblo Andaluz, e insiste "le hemos dirigido un nuevo escrito reiterándole el requerimiento que le hicimos", explicita el Defensor. 

Sin respuestas de las autoridades se han visto también los vecinos de la barriada de La Sierra que, a través de la asociación vecinal, elevaron un escrito y hoja de firmas al consistorio solicitando un encuentro con las autoridades para valorar las acciones que se habían activado y que planteaban poner sobre la mesa para solucionar problemas de abastecimiento que se repiten cada año en el período estival con el consiguiente perjuicio para las familias afectadas.

Por su parte el alcalde de la localidad, José Manuel Carballar, culpó a los vecinos de la Urbanización La Colina de los problemas de abastecimiento. En una primera instancia sosteniendo que el llenado de piscinas había afectado al abastecimiento, y en una segunda instancia, anunciando una campaña de lucha contra el fraude en los contadores de la red municipal de agua que circunscribió a la misma urbanización. De dicha campaña de lucha contra el fraude en el consumo de agua de la red municipal no ha notificado el consistorio castilblanqueño avances en los meses posteriores, ni el alcance de las medidas que se han tomado relacionadas con dicha acción.

LA URBANIZACIÓN SEÑALADA, SE DEFIENDE


En un escrito remitido este verano por el consistorio al Defensor del Pueblo Andaluz, las autoridades sostienen que la causa de los cortes de agua sería "el aumento de la población de segundas residencias, cuyo consumo desborda la capacidad de las instalaciones municipales que están previstas para cinco mil habitantes". E insisten en el llenado de piscinas como otro de los factores que han propiciado los cortes selectivos de abastecimiento. "Se asociarían los casos puntuales al llenado de piscinas", citan desde el Ayuntamiento, "recordando que está penalizado el consumo desproporcionado con sanciones de hasta 500 euros y que resulta obligado cumplimentar un trámite municipal de control pero que muchos ciudadanos no utilizan".

En la Urbanización La Colina marcan distancias, no ocultan el malestar creado por la acusación de las autoridades, y señalan la obligación del Ayuntamiento de mantener el suministro de un bien fundamental como el agua. "El problema que tenemos es que desde el mes de mayo nos quedamos sin presión y todos los fines de semana sin suministro prácticamente en el 50% de las viviendas de la urbanización, no sabemos si es por un consumo excesivo que afecta a la red o porque el consistorio pueda estar cerrando la llave de agua que nos abastece", explica José Carlos Oliva, integrante de la junta directiva de la Urbanización La Colina, y señala que "para las familias que viven todo el año aquí el cabreo ha ido subiendo exponencialmente y la situación es lamentable porque han tenido dos o tres horas de agua al día, y un hilo que no les permite asearse, realizar labores de limpieza o poner una lavadora".

Desde La Colina rechazan desde el primer momento estos señalamientos de la Alcaldía, así como las acusaciones de fraude. "No es normal que se nos saque en medios municipales y se nos señale a los vecinos de esta urbanización, nos quedamos todos un poco sorprendidos porque no negamos que pueda haber los fraudes que dicen, pero en la misma medida en que pueda haberlos en el resto del municipio donde hay más de cien piscinas dentro del propio casco urbano que no sabemos si cuentan todas con sus licencias de obra y abonan las tasas de llenado, es algo más propio de una campaña de acoso que del papel que debe tener la administración para solucionar estos problemas" añade este integrante de la directiva de Urbanización La Colina, que lamenta que "se intenta echar balones fuera respecto a la responsabilidad del Ayuntamiento, a sabiendas de que hemos comunicado desde mayo que tenemos problemas de agua". 

Sobre la planificación futura, Oliva señala que el consistorio necesita dotar al municipio de una buena infraestructura pública, actualizada y en óptimas condiciones, que permita el desarrollo urbanístico que ha anunciado para los próximos años, con la regularización de viviendas ilegales en las urbanizaciones San Benito, Sierra Norte o Las Minas.

CORTES DEL SUMINISTRO DE AGUA


Desde el pasado mes de mayo el Ayuntamiento de Castilblanco ha venido recibiendo quejas vecinales relacionadas con cortes del suministro de agua y problemas de presión de un bien fundamental como es el agua. La barriada de la Cruz Alta, La Malena o el entorno del Campo de la Feria y la Casa de la Sierra, así como urbanizaciones como la Sierra Norte, se vieron afectadas por estas situaciones, lo que motivó las quejas tanto al consistorio castilblanqueño como al Defensor del Pueblo Andaluz, que mantiene abierta una indagatoria para aclarar lo sucedido y los perjuicios que supusieron para la ciudadanía.

Asimismo, la calidad del agua sigue pendiente asimismo de solventar, debido a que no existe aún una depuradora de agua potable en la localidad. En este sentido el grupo municipal NIVA-IU dirigió el pasado mes de mayo una misiva al presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, para instarle a salir al auxilio de Castilblanco. También a la Dirección General de Planificación y Recursos Hídricos con el propósito de analizar la situación y compartir las propuestas y planes de acción específicos que a medio plazo puedan ponerse sobre la mesa para realizar obras con el propósito de solventar el problema de abastecimiento, recursos y calidad del agua de la red municipal de Castilblanco, que se hace insostenible en los meses de verano, así como la situación sobrevenida desde mayo en plena crisis sanitaria, y temiendo que pueda agravarse en los años siguientes si no se actúa para solventarlo.

NUEVAS CANALIZACIONES, PERO SIN USO


La oposición, NIVA-IU, ha recordado que en 2007 quedaron pendientes de recepcionar por parte del consistorio unas nuevas canalizaciones de agua desde el Embalse de la Ribera de Cala a Castilblanco de los Arroyos para sumar recursos hídricos a zonas afectadas por baja presión de agua con el objetivo de garantizar el abastecimiento en los años siguientes. Estas canalizaciones se encuentran en situación de abandono en paralelo al camino del embalse de Los Molinos, con arquetas rotas y abiertas, sin señalización, y entrañan en la actualidad un riesgo para las personas que transitan este camino.

Del mismo tiempo es el proyecto de construcción de una nueva depuradora de agua potable en la zona de La Malena, como medida de compensación de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir por el embalse de Los Melonares que abastece el área metropolitana de Sevilla. Pero estas obras quedaron en suspenso tras la llegada del PSOE a la Alcaldía en junio de 2007.

Entretanto, el primer edil mantuvo un encuentro el mes pasado con el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, para reclamar su intermediación ante la Junta de Andalucía para que el Gobierno Andaluz incluya a Castilblanco entre los 17 municipios andaluces con obras de mejora de infraestructuras hidráulicas declaradas de interés autonómico. Carballar ha encargado un estudio del ciclo del agua y responsabiliza ahora a la administración autonómica de la precaria situación de la red de abastecimiento que padece el municipio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El presidente Juan Manuel Moreno cambia deliberadamente el escudo de Andalucía vulnerando el Estatuto

El atril de la Junta de Andalucía añade una corona real y laurea el emblema oficial. Los símbolos de Andalucía, el escudo, la bandera y el Himno, está definidos en el Estatuto Andaluz

Puente del Viar, 545 años del pueblo de Sevilla que no llegó a ser

En diciembre de hace 545 años emergía un nuevo asentamiento orillado junto al Río Viar entre las poblaciones de El Pedroso, Cantillana y Castilblanco de los Arroyos que no llegó a prosperar.

Una persona fallece en un accidente de tráfico en la A-8013 en Castilblanco de los Arroyos

Una persona ha fallecido y cuatro personas resultaron heridas esta mañana en una colisión en la que se han visto implicados tres vehículos en la A-8013 entre Castilblanco de los Arroyos y Burguillos